Bodegas Amigas

Cuando en el año 1997 decidimos fundar GRAN ANYADA, Marià Bigordà padre y Marià Bigordà hijo como enólogos para difundir la cultura del vino mediante unos proyectos personales y propios sabíamos que tendríamos que encontrar en nuestros compañeros, propietarios de bodegas y/o también enólogos amigos, unos ideales comunes que nos permitieran llegar al cliente final para presentarle, explicarle y demostrarle por qué, el cómo, y el resultado de nuestro trabajo CONJUNTO.
Ha sido de la ilusión, del esfuerzo y de la conjunción de ideas como han ido naciendo proyectos estimulantes, muy personales en las diferentes regiones vitivinícolas, buscando las diferentes características de los terrenos y de las variedades que en ellos si cultivan para terminar en una elaboración consensuada en la bodega también identificado con la zona.